lunes, 1 de marzo de 2010

“Siempre quise ser modelo”

La espigada top model Alba Riquelme (19) será nuestra representante en el Miss Beauty World 2010, a realizarse en China continental. Muy atenta, Alba charló con nosotros sobre su vida y sus expectativas. “No tengo sueños imposibles”, dice.


Imposible que una chica como ella pase desapercibida: 1,81 de estatura, ojos verdes y cabello castaño claro. Más sus tacos altos. “Me gustan porque me dejan más estilizada. A los 14 años, cuando empecé el modelaje, ya tenía esta estatura. Desde entonces, estoy igual”. Papá César y mamá Mabel son los guías en este mundo de la belleza. Alba tiene 4 hermanos, acaba de terminar la secundaria en el Trinity School (Asunción) y está en el cursillo para Licenciatura en Lenguas y Derecho. “Siempre siento la necesidad de hacer varias cosas a la vez, por eso quiero hacer dos carreras”. Alba es modelo independiente y, entre otras agencias, trabaja para “Ellas Model”. Fue seleccionada para Miss Beauty World 2010 en China continental a realizarse en el mes de mayo. “Este viaje representa para mí la oportunidad de ganar un título de belleza para Paraguay –dice Alba–. Somos un país desconocido, si no nos confunden con Uruguay, nos dicen: ‘Ah, Pedro Juan Caballero’, a mí ya me pasó”.

–¿Y qué resaltás vos del país?



–Lo bueno. Lo malo no lo digo, si no me lo preguntan.

–¿Por qué elegís ser modelo?



–Cuando era chica jugaba con las Barbies y me fascinaban sus piernas largas. Yo quería ser así. También veía desfiles de moda en la tele. Al principio mis padres querían solo si era una carrera en el extranjero. Pero después acá se abrió la agencia “Up” y dijeron que sí. Ellos me acompañan en todos los viajes.

–Claro, es un mundo donde fácilmente prende el escándalo.



–Yo no sirvo para eso. Hace un tiempo me invitaron para un programa en la tele (nacional), era con otras modelos, pero había que salir muy descubierta. No me hubiera salido. Una vez hice de vampiresa en una producción de revista, pero no era yo.

–¿Qué recordás de tu primer logro (Elite Model Look Paraguay 2005)?



–Fue todo rápido. Llegué el último día y tarde, con el uniforme del colegio que me quedaba corto y grande. La mujer que me atendió me dio la oportunidad para hacerme las fotos al día siguiente: “Tenés posibilidades de ganar”, me dijo. Y gané.

–Ahora te vas a Miss Beauty sin concursar, ¿está bien así?



–Sí, menos estrés. No me coronaron, firmé el contrato con el señor Carlos Avilés y me dieron la corona.

–¿Cómo se equilibra ser abogada y modelo?



–Modelo hasta los 28, 30 años, si me cuido (porque soy haragana para hacer ejercicios). Abogada después.

–¿Qué necesidad sentís en tu generación?



–Creo que es más despierta que las anteriores, puede cambiar el país, por lo menos gente como mis compañeros de colegio.

–A las misses siempre les preguntan qué harían por el mundo.



–Ah, sí (piensa). Hice un discurso a fin de año en mi colegio sobre el calentamiento global. Todos hablamos y no hacemos nada, me incluyo.

–El modelaje puede dar dinero, fama y más, como a Kate Moss.



–No es ejemplo de vida, pero ella estaba mal antes de ser modelo. Igual muchos inventan cualquier cosa, a mí me ven tomando agua en la discoteca y dicen “se está drogando”. Como modelo me gusta Alessandra Ambrosio, cuando sea grande quiero ser como ella.

–¿Ganás bien en este trabajo?

–Recién ahora puedo decir que sí. Para mí es un trabajo a medio tiempo. Nadie vive del modelaje en este país.

–¿De qué hay que saber cuidarse en el ambiente “missístico”?

–De las propuestas de señores, siempre hay en los lugares donde nos llevan cuando estamos concursando (por ejemplo, a casinos). Pero depende de cómo estés preparada; a mí me educaron bien.

–Vas a pelear por Miss Beauty, ¿qué es la belleza para vos?

–No esperaba esa pregunta... No es una carita con nariz respingada, creo que es estar contenta como uno es.

–¿Vos no te cambiarías nada?

–A los 16 años quería tener más pechos, pero ya pasé esa crisis. Hoy veo en los concursos que todas tienen siliconas, dos pelotas flotando, horrible. Me gusta mi naturalidad.

–¿Cuál es tu gran talento artístico?

–¡Uy! ¡No canto, no bailo...! ¡qué aburrida que soy! ¿no? (ríe). Me encanta bailar tango con mi papá.

–¿Tu ideal es él?

–No, él está mucho tiempo lejos. Quiero alguien que esté más en casa. Mis sueños no son imposibles ni diferentes a las de las otras mujeres. Más adelante quiero marido, hijos, ser feliz para toda la vida.

A los 14 años, Alba ganó el Elite Model Paraguay 2005. Después conquistó Punta del Este y se alzó con el Hawaiian Tropic 2009. Y en Ecuador salió Mejor Modelo de Pasarela en el Yanbal Fashion Week